Convirtiendo luz del interior del hogar en algo productivo

Células solares orgánicas optimizadas para convertir la luz ambiental interior en electricidad ha sido creada a manos de investigadores y científicos de nacionalidades suecas y chinas. La potencia que producen es muy reducida, pero seguramente sea suficiente para alimentar los millones de productos que el Internet de las Cosas IoT traerá en varios años.

A medida que el Internet de las Cosas se siga expandiendo y cambiando paradigmas, se espera que necesitemos tener millones de productos en la web, tanto como para espacios de fácil acceso como en hogares.

Muchos de estos serán la multitud de sensores para detectar y medir la humedad, las concentraciones de partículas, la temperatura y otros parámetros. Por esta razón, la demanda de fuentes de tamaño reducido y accesibles al público de energía renovable está aumentando rápidamente, a fin de reducir la necesidad de reemplazos de baterías frecuentes y de un costo elevado.

Células solares orgánicas

Convirtiendo luz del interior

Por lo antes mencionado, es donde entran las células solares orgánicas . No solo son flexibles, baratas de fabricar y adecuadas para fabricar como grandes superficies en una imprenta, sino que tienen una ventaja adicional: la capa absorbente de luz consiste en una mezcla de materiales donantes y receptores. ,

Lo que proporciona una flexibilidad considerable para sintonizar las células solares de modo que estén optimizadas para diferentes espectros, para luz de diferentes longitudes de onda.

Este proyecto indica una gran promesa

Este proyecto indica una gran promesa para que las células solares orgánicas se utilicen ampliamente en nuestra vida diaria para alimentar el Internet de las cosas IoT, lo reafirma el profesor titular de la División de Electrónica Biomolecular y Orgánica de la Universidad de Linköping.

El profesor Hou del Instituto de Química junto con la Academia de Ciencias de China, indica que se debe confiar en que la eficiencia de las células solares orgánicas se mejorará aún más para las aplicaciones de luz ambiental en los próximos años, porque todavía hay un gran espacio para la optimización de los materiales utilizados en este proyecto.

El resultado es un avance adicional en la investigación dentro del campo de las células solares orgánicas. A finales del año 2018 y comenzando el 2019, los científicos, junto con colegas de otras universidades, publicaron reglas para la construcción de células solares orgánicas eficientes.

Los hicieron unirse y ahora son copropietarios de una compañía que se enfoca en comercializar células solares para uso en interiores, consolidando cada día más el proyecto.

Deja un comentario